Historia


Aunque existen datos de una Procesión del Entierro de 1849, donde ya participada la Corporación Municipal, se funda oficialmente esta Hermandad el 7 de abril de 1923 gracias al impulso de un selecto grupo de almerienses encabezados por el Doctor D. Eduardo Pérez Cano, primera persona que ostento el cargo de Hermano Mayor de la Cofradía. Unos pocos meses después se le concedió a la Hermandad el Título de Real y la aceptación de la Presidencia de Honor por parte de S.M. El Rey D. Alfonso XIII de Borbón y Habsburgo.

En los primeros años se llegó a contar con un importante cuadro artístico dirigido por D. José Sánchez de la Higuera, realizándose estación de penitencia en la tarde del Viernes Santo en la Santa Iglesia Catedral de la Encarnación.

Las primitivas imágenes eran; una talla del Cristo Yacente, de mediados del siglo XVII y que pertenecía a la escuela castella, propiedad de la familia Vilchez que la donó a la Corporación, y una imagen de Nuestra Señora de los Dolores, que se encontraba en el templo de San Pedro y que por sus rasgos artísticos pertenecía a la escuela granadina del siglo XVIII, siendo una obra procedente del taller creado por D. Torcuato Ruiz del Peral.

El primitivo Trono del Cristo Yacente fué realizado por el granadino D. José Perez Navas Parejo en 1926, siendo de dos cuerpos, el primero de estilo Renacentista y el segundo de estilo Neobarroco para conseguir aunar el estilo del nuevo Trono a una Urna ya existente, de finales del siglo XVIII.

La mayor parte de los bienes se perdierón en la Guerra Civil, a excepción de la Corona de Nuestra Señora de los Dolores, el Guión de la Hermandad y dos Estandartes de terciopelo negro con bordados en oro y donde aparecen unas pinturas que representan un Cristo Yacente y una Dolorosa.

En 1942 y con el fin de reactivar la Cofradía, tras la guerra, se reúnen antiguos miembros de la misma, que forman una nueva Junta Directiva de la que es Hermano Mayor el médico D. José Cordero Soroa. Siendo su primer objetivo dotar a la Cofradía de las necesarias imágenes para su procesión y culto. Tal encargo se le efectúa a D. Nicolás Prados López, escultor vecino de Granada al que se le encarga la construcción de un Trono del Santo Sepulcro.

A partir de 1954 se instuye la celebración de un Triduo a los Sagrados Titulares, comenzando el Domingo de Ramos y finalizando el Martes Santo, modificándose en los años posteriores de la reorganización de la Hermandad y pasando a celebrarse en la Semana de Pasión, culminando el Viernes de Dolores.

Tras un perido de auge dentro de nuestra Semana Santa, esta Hermandad sufre junto con el resto de Cofradías de la capital fases de decadencia que prácticamente provocan a finales de los años 60 y la década de los 70, la desaparición de las mismas. En 1974 se crea una Comisión Gestora por parte de la Agrupación de Hermandades Cofradías, dejando de hacerse Estación de Penitencia en la S.A.I. Catedral en 1975.

En 1977 la hermandad no realizó su desfile procesional y a partir de 1978, la Cofradía, se reorganiza por un grupo de personas jóvenes, que consiguen reactivarla y volver a procesionar, bajo el mandato de D. Juan Rafael Muñoz Muñoz como Hermano Mayor. Tras nuevas desavenencias que pusierón en peligro la estabilidad de la Cofradía, es en 1985 cuando D. Antonio López Puertas, consigue sanearla y reestructurarla.

Se aprecia un notable progreso en la decada de los 90, siendo su Hermano Mayor D. José Rafael López Usero quien encarga la realización del actual paso de palio de Nuestra Señora de los Dolores. A partir de 1994 toma el relevo D. Francisco Javier Mora Martínez , con quien se acometen los objetivos más destacados de los últimos años como la recuperación de la oficialidad que ostentaba la Hermandad y la restauración completa del Trono del Santo Sepulcro.

El 2 de Diciembre de 1995, en la Iglesia de San Antoio de Padua, se realiza el Hermanamiento con la Ilustre Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de la Amargura y Santa Mujer Verónica

En 1997, el Excmo. Cabildo Catedral concede el que esta Hermandad pueda realizar Estación de Penitencia en el interior del la Santa y Apostólica Iglesia Catedral de la Encarnación durante su recorrido procesional del Viernes Santo, recuperándose así un acto enmblemático en la Semana Mayor de Nuestra Ciudad. Tras este hecho en 1998, el Excmo. Ayuntamiento de Almería acepta el nombramiento de Hermano Mayor Honorario de la Hermandad del Santo Sepulcro. Han sido Hermanos Mayores Honorarios el que fuera insigne escritor. D. Florentino Castañeda y Muñoz y el célebre periodista D. Matías Prats Cañete.

En 1999 se celebran los actos conmemorativos del 75 aniversario fundacional, destacando como hechos la imposición del escudo de oro de la ciudad a Nuestra Señora de los Dolores de manos del Sr. Alcalde de la Ciudad D. Juan Megino López.

Con la entrada en el nuevo siglo se continúa durante el mandato de D. Rafael Mora Martínez con la restauración del Trono del Santo Sepulcro y con la incorporación de nuevos enseres que han servido para engrandecer el valioso patrimonio de la Hermandad.

Copyright © Santo Sepulcro | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com